Normas indispensables para quemar grasa

La mayoría de las personas están en busca de esta respuesta: ¿Cómo quemar grasa y perder peso?, la mayoría terminan abrumados y confundidos por toda la información disponible. Hay más de un millón de recursos disponibles en internet con información contradictoria, incluso la información buena puede ser difícil de implementar.

Para poner fin a la confusión es necesario que conozcas estas tres leyes para quemar grasasientes las bases para tu pérdida de peso. Estos principios fundamentales han sido usados por muchas personas, entrenadores y coaches del fitness para crear los físicos más impresionantes jamás vistos.

El cómo perder peso es realmente muy simple… se requiere trabajo duro, compromisocoherencia.

Si entiendes y aplicas las siguientes tres leyes de la pérdida de peso, tendrás la garantía de construir un cuerpo delgado, sano y sexy, independientemente de tu genética y de tu edad.

Las 3 leyes inquebrantables para adelgazar

Ley 1: tu cuerpo necesita nutrientes necesarios.
Ley 2: tu cuerpo necesita un entrenamiento progresivo.
Ley 3: tu cuerpo necesita el descanso adecuado.

Si no cumples con estas leyes nunca vas a tener la figura que deseas y estar fuerte y saludable. Vamos a echar un vistazo a cada una de estas tres leyes con más detalle, y estar en el camino correcto para perder peso.

Ley 1: tu cuerpo necesita nutrientes necesarios 

La mayoría de las personas no se dan cuenta de la importancia que tiene comer para quemar grasa. De hecho, es la principal razón por la que la gente no ve ningún resultado en sus esfuerzos por perder peso. Si no estás comiendo lo suficiente, o no estás comiendo los alimentos adecuados, simplemente no vas a perder peso. Si sólo te centras en un programa de entrenamiento y no prestas atención a tu alimentación, estás perdiendo el tiempo, y es posible que ni tan siquiera así logres perder un kilogramo de peso.

Comer sano no es suficiente. Mientras que comer sano es un buen comienzo, un programa de entrenamiento requiere una nutrición específica para ver los resultados de tu entrenamiento.

Comer adecuadamente es uno de los factores más importantes en la pérdida de peso. Simplemente no podrás perder peso si tu dieta no está alineada. Tendrás que encontrar la cantidad adecuada de macronutrientes (proteínas, carbohidratos, grasas) y las calorías que debes consumir por día. Deberás monitorear tu dieta más de lo que supervisas tu entrenamiento, teniendo en cuenta:

  1. Calorías: el consumo de muy pocas calorías es una de las mejores maneras de perder peso. Para disminuir la ingesta de calorías es importante comer el tipo correcto de alimentos. La comida chatarra no te servirá.
  1. Proteína: por supuesto, la importancia de la proteína no puede ser subestimada. La proteína proporciona los componentes básicos que tu cuerpo necesita para estar en constante reparación muscular, proceso que requiere altos niveles de proteína.
  1. Los carbohidratos: los carbohidratos proporcionan a tu cuerpo la energía que necesitas para realizar una rutina de entrenamiento. Después de tu entrenamiento, éstos ayudarán a que tu cuerpo se repare y se reconstruya más rápido.
  1. Las grasas saludables: los que dicen que una dieta baja en grasa es una dieta saludable están equivocados. El cuerpo requiere una cierta cantidad de grasa saludable por varias razones. Ésta mejorará tus funciones cardiovasculares. Los huevos, las nueces o el salmón, entre otros, son buenas fuentes dónde puedes obtenerlas.

Ley 2: tu cuerpo necesita un entrenamiento progresivo

El entrenamiento progresivo es uno de los aspectos más cruciales para perder peso. Asimismo, también es uno de los más importantes de entender. El entrenamiento progresivo, básicamente, sólo significa progresar a “cadencias” más rápidas para cada ejercicio. Tu meta es levantar “explosivamente” pero avanzar de manera progresiva.

Aumentarás la cantidad de trabajo solamente cuando hayas establecido y dominado tu técnica con un amplio rango de movimientos y hayas encontrado tu “ritmo” personal para lograr la mejor experiencia e intensidad.

Si siempre estás realizando los mismos ejercicios, con el mismo número de repeticiones y con la misma cantidad de peso, no notarás ningún progreso en tu cuerpo ni desarrollarás tus músculos. La pregunta que debes plantearte es: ¿cómo logro un entrenamiento progresivo?

  • Aumenta la resistencia: si el programa pide 15-20 repeticiones, y llegas al punto donde puedes hacer fácilmente 25, es el momento de aumentar la cantidad de peso que estás levantando.
  • Aumenta las repeticiones: hacer 2 o 3 repeticiones más es posible. Pide ayuda si es necesario. Una vez que eres capaz de realizar dos repeticiones más, puedes aumentar la cantidad de peso que estás levantando y volver a trabajar el rango indicado de repeticiones.

Ley 3: tu cuerpo necesita el descanso adecuado

La parte final, pero vital en la ecuación para la quema de grasa es el descansoEl sueño juega un papel crucial en la pérdida de peso. No dormir lo suficiente hace que tu cuerpo aumente la producción de ghrelina, hormona sintetizada en el estómago que estimula el apetito.

Otras de las consecuencias de dormir poco, es la disminución en la producción de leptina, que envía una señal a nuestro cerebro de que estamos llenos. Cuando no descansamos, los niveles de grelina aumentan y los niveles de leptina disminuyen. Por último, la falta de descanso también puede activar la hormona cortisol, que favorece el almacenamiento de la grasa abdominal.

Que opinas tú sobre este artículo?