alimentos para quemar grasaHay tantos tipos de dieta como de persona, y muchas veces nos preguntamos cuál es la más adecuada para nosotros/as. Una de las opciones que más suena recientemente es la dieta quemadora de grasa. La mejor dieta quemadora de grasa, sin duda, es una dieta saludable que puedas seguir de forma cómoda hasta que llegues al peso propuesto y puedas mantenerte en él.

No estamos hablando de dietas drásticas que te hagan perder mucho peso en poco tiempo. Todos sabemos que esos kilos vuelven tan rápido como se han ido. Lo que estamos buscando aquí es una manera de perder peso y mantenernos ahí siempre. Por lo tanto, debe ser algo realista y factible.

¿Qué pasos hay que seguir?

➡Información: nutrición, alimentos y adelgazamiento. Nuestro propio médico de cabecera puede darnos muchas pautas, aunque para algo más específico podemos acudir a un dietista profesional. Cuidado con lo que se lee online que no siempre es cierto.

➡Un plan para poner en práctica el conocimiento previamente adquirido. En ocasiones es curioso cómo se puede tener información y ningún plan, ¿o no hemos visto todos a doctores con sobrepeso?

➡Poner en marcha el plan: ¡coge las riendas! Es el momento de la verdad, el de afrontarte a tus miedos y tener fuerza de voluntad. No es solo estética, es salud.

Una dieta quemadora que se divide en tres fases

Las dietas quemadoras de grasas tienen una estructura de tres fases: reinicio, reentreno, mantenimiento.

Reinicio

Se trata de un periodo de reinicio de una semana: comeremos poco, solo cosas sanas y romperemos con nuestros malos hábitos alimenticios. Como cuando dejamos de fumar, la primera semana es tan crucial como difícil. Dejaremos a un lado toda la comida basura y los excesos, así como el picar entre horas.

Reentreno del apetito

mantener el peso

Poco a poco iremos reintroduciendo nuevos alimentos, vigilando si alguno de ellos genera alguna reacción en

nuestro cuerpo. No volveremos a ingerir alimentos que favorecen la obesidad, como las grasas saturadas o el azúcar, y de esta manera estaremos reentrenando a nuestro apetito a comer cosas que son buenas para nuestro organismo. Aprenderemos de esta forma a mezclar y combinar alimentos y mantener nuestros niveles de azúcar bajos: nuestro cuerpo entrará en modo quemador de grasas.

Esta fase dura hasta que consigamos el peso deseado, y lo más conveniente es tener seguimiento y ayuda de un profesional, no solo por la falta de fuerza de voluntad que a veces puede aparecer sino porque ellos saben lo que más nos conviene en cada momento y pueden recetar ciertos suplementos quemadores de grasa que nos van a ayudar.

Mantenimiento de peso

Una vez perdida la grasa y llegado al peso que queríamos, lo ideal es mantenerlo. En este punto ya no queremos adelgazar más, sino estabilizarnos y mantener esos kilos de forma sana y saludable.

mantener

Ya no nos tendremos que preocupar tanto al detalle sobre lo que comemos o no, aunque tampoco vamos a poder ir a comer comida basura así como así.