quemadores de grasa abdominal

En la actualidad, gracias al tema recurrente de mejorar nuestro aspecto físico hay muchas personas interesadas en bajar de peso y conseguir efectos visibles a corto plazo, por lo que están recurriendo con mucha regularidad al uso de medicamentos y suplementos de origen comercial que ofrecen conseguir casi de manera milagrosa el peso ideal.

Una gran parte de estas personas lo que busca específicamente es reducir la grasa localizada en la zona abdominal, ya que se les acumula más ahí que en el resto del cuerpo. Es entonces cuando entran en juego los quemadores de grasa abdominal.

Hombres y mujeres de todas las edades parecen estar pendientes de sentirse y más aún verse muy bien por lo que invierten tiempo y dinero en encontrar el producto ideal que les permita con el menor costo conseguir los mejores y más rápidos resultados.

quemador grasa abdominal

Lo que para algunos ha resultado excelente, para otros es insuficiente y son muchas las opiniones que podemos encontrar en foros, revistas, programas de tv y hasta en conversaciones del día a día.

Por esta razón vale la pena tener una visión más cercana del tema, si queremos sumarnos a los usuarios de estos productos, sin perjudicar nuestra salud y obtener el mayor beneficio posible.

Los quemadores de grasa abdominal tienen como función principal incrementar el metabolismo del individuo, es decir, ayudan a que este queme calorías rápidamente y eso se traduce en una disminución de la grasa corporal. La composición química puede incluir diversas sustancias como: té verde, cafeína, cloro, potasio, calcio, yohimbina, carnitina, efedrina entre otros.

Existen diversas presentaciones que se adaptan a las necesidades y gustos de cualquier persona:

▶ Inyectables: el principio activo del que se sirven este tipo de quemadores de grasas es la hormona HCG o lo que es lo mismo, la hormona que segregan las mujeres cuanto están embarazadas. Se aplican generalmente en: los brazos, caderas, abdomen o los muslos. La misma persona puede aplicárselas después de recibir entrenamiento adecuado para ello. Entre ellas podemos mencionar: Lypoless, Lipostabil, Triac.

▶ Pastillas: en este caso existen muchas marcas y algunas tienen componentes de origen vegetal como té verde, algunos tipos de plantas, siempre combinados con agentes de tipo químico. Generalmente se deben tomar dosis diarias antes o después de las comidas. Entre ellas: Lipo grass, Xenical, Lipo 6 Black, Redicress, Termofem.

Este formato es el más común con diferencia, por lo que podemos encontrar cientos de diferentes marcas y productos. Te presentamos los más conocidos:


Clenburexin 180 cápsulas

quemador de grasa abdominal

Se recomienda tomar 2 cápsulas antes de un entrenamiento o comida, 2 veces al día. Es decir, en total 4 cápsulas diarias.


Pure Acai Berry Max

quemador de grasa barato

Otro de los productos de moda en formato pastillas. Perfecto para combinarlo con un ejercicio potente diario.


Lean Body Stack

lean body stack

Lean Body Stack ofrece una amplia información sobre este producto, lo cual brinda mucha confianza a los consumidores. Recomendamos visitar la página de venta pinchando en el enlace anterior (o encima de la imagen) para leer dicha información.


▶ Cremas: estas están basadas en un principio de aumentar la circulación sanguínea en el área y provocar que los depósitos de grasa se vayan disolviendo y eliminando paulatinamente. Deben aplicarse diariamente en la zona que se quiere trabajar y algunas presentaciones pueden encontrarse para uso diurno o nocturno según la preferencia. Como ejemplos podemos citar: Thiomucase, Somatoline, Gel Reductor 9.60 de Mercadona.

Todos estos productos, sin importar la presentación que se usen, se caracterizan por aumentar la sudoración, pueden causar ansiedad y palpitaciones por lo que cualquier persona que esté interesada en usar estos productos para quemar su grasa abdominal tiene que tomar en cuenta que siempre deben ser administrados bajo vigilancia médica y que deben combinarse con otras medidas encaminadas a mejorar la salud como: hacer ejercicios aeróbicos y anaeróbicos y mantener una alimentación baja en grasas y abundante en fibra.

Pégale un vistazo a las siguientes secciones si quieres ampliar información: